lunes, 17 de marzo de 2014


UNA REALIDAD EMBARAZOSA
El problema de la superpoblación. La primera persona que se preocupo del tema no fue otro que el vicario y economista Thomas Malthus (1766-1834). El economista ingles, se dio cuenta que los alimentos para sustentar ...a la humanidad, crecían aritméticamente, mientras su población lo hacía exponencialmente, llegando a realizar un estudío-cálculo que lo llevo a la conclusión que para comienzos del siglo XX los recursos se acabarían y el planeta se convertiría en insostenible. Es evidente que erró en su pronosticación, pero no al enumerar el problema. Con posterioridad exactamente en 1972 el Club de Roma encargo un trabajo al MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) que vio la luz un tiempo después con el nombre de Informe Meadows o “Los limites del Crecimiento Económico”. En resumen, el mismo informaba que de seguir el ritmo de crecimiento de la población con los aumentos de producción industrial los aumentos de explotación de los recursos naturales los aumentos de contaminación y el incremento sobre la producción de alimentos, en unos cien años, se habrá llegado a los limites del crecimiento económico de la tierra. Para desarrollar el informe crearon un programa informático el World 3 que aún hoy se sigue utilizando, el programa presentaba distintas secuencias en función de los parámetros de partida y recorrido, pero antes o después se llegaba sistemáticamente al mismo resultado final, que no es otro que la no viabilidad y el colapso final. En conclusión resaltaron para la humanidad entera, que en un planeta limitado, las dinámicas de crecimiento exponencial (población y producto per capita) no son sostenibles a lo largo del tiempo. Entonces irremediablemente tendríamos que llegar a un crecimiento cero o estacionario. Unos pocos años después en 1992, revisan su informe, y lo publican nuevamente bajo el titulo de “Más allá de los limites del Crecimiento” actualizado el estudio, obtienen la conclusión de que la humanidad ya ha superado la capacidad de carga del planeta para sostener a la población. Existe una clara y determinante sobreexplotación de la tierra fértil, del agua, y de recursos no renovables. Un último anexo publicado en el año 2012, presenta los problemas del clima y la biosfera, llegando a la conclusión que el crecimiento de los últimos cuarenta años en el planeta ha sido catastrófica para el mundo, y que ya no queda más remedio que ir hacía una transición si no queremos caer en un colapso. Subrayan efusivamente, que hemos superado en once veces la capacidad de sostenibilidad del planeta.
Más allá del informe, me adhiero al sentido común de la raza humana. Por tanto creo que estaremos todos de acuerdo en que un planeta finito con recursos escasos y algunos no renovables o solo a través de millones de años. Nosotros, nuestras sociedades, nuestras naciones, las personas, tenemos un muy serio problema en la frente, que hasta el día de hoy se ha hecho poco o nada para darle solución. Se que los problemas urgentes, dejan congelados los verdaderamente importantes, pero también soy conocedor, que con el tiempo, los problemas verdaderamente importantes, también se convierten en urgentes, y estos han podido crecer de tal manera que superando un X punto de inflexión se hagan imposibles o cuasi imposibles de solucionar.
Creo que también estaremos de acuerdo que con los incrementos de población, va decrementando paulatinamente el valor de la vida individual, ya que cuanta más gente hay, menos importa el valor de un individuo. (ley de rendimientos decrecientes a escala) que sirve tanto para la economía, como para la sociología. Por tanto soy de los que opinan que la democracia no sobrevivirá a la superpoblación. (Les invito en que pierdan un poco de tiempo, reflexionando sobre está afirmación).
Datos: En los últimos doscientos años la población del planeta creció exponencialmente a un ritmo de 1,9% por año. Si está tasa se mantiene constante a lo largo del tiempo, viendo como la población mundial se duplica cada cuarenta años aproximadamente, para el hipotético 2600 estaremos todos los humanos pegados hombro con hombro, perdiendo hasta la capacidad de agacharnos. El mundo mucho antes ya se habría convertido en algo ingobernable.
Hoy en el año 2013 nace aproximadamente cinco seres humanos por segundo, unos 400,000 por día, unos 145,000,000 por año. (3 veces la población de España). Estamos explotando el planeta diez veces más rápido del tiempo que este precisa para regenerarse en elementos básicos como la tierra, el agua o el aire, sin mencionar el gas natural o el petróleo que podemos afirmar que son no renovables, por lo menos a nuestras escalas de tiempo. En la actualidad la falta de recursos, hace que mueran cada año 36,000,000 personas en su mayoría niños y mujeres, pero eso ya no importa a nadie, más allá de sus seres queridos.
Me pregunto ¿Hasta cuándo? ¿En quién vamos a confiar para solucionar al mayor problema que se enfrenta la humanidad? !En dios! !En una guerra termonuclear! !En una pandemia!...Soy del parecer, que lo más adecuado, lo más inteligente, sería que intentáramos solucionarlo nosotros mismos desde ya, porque si de algo estoy seguro es que no va a ser un tema fácil, va a enfrentar a religiones a países, etc...pero también estoy convencido que cuanto antes comencemos mejor para la humanidad.
 Foto: UNA REALIDAD EMBARAZOSA.
El problema de la superpoblación. La primera persona que se preocupo del tema no fue otro que el vicario y economista Thomas Malthus (1766-1834). El economista ingles, se dio cuenta que los alimentos para sustentar a la humanidad, crecían aritméticamente, mientras su población lo hacía exponencialmente, llegando a realizar un estudío-cálculo que lo llevo a la conclusión que para comienzos del siglo XX los recursos se acabarían y el planeta se convertiría en insostenible. Es evidente que erró en su pronosticación, pero no al enumerar el problema. Con posterioridad exactamente en 1972 el Club de Roma encargo un trabajo al MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) que vio la luz un tiempo después con el nombre de Informe Meadows o “Los limites del Crecimiento Económico”. En resumen, el mismo informaba que de seguir el ritmo de crecimiento de la población con los aumentos de producción industrial los aumentos de explotación de los recursos naturales los aumentos de contaminación y el incremento sobre la producción de alimentos, en unos cien años, se habrá llegado a los limites del crecimiento económico de la tierra. Para desarrollar el informe crearon un programa informático el World 3 que aún hoy se sigue utilizando, el programa presentaba distintas secuencias en función de los parámetros de partida y recorrido, pero antes o después se llegaba sistemáticamente al mismo resultado final, que no es otro que la no viabilidad y el colapso final. En conclusión resaltaron para la humanidad entera, que en un planeta limitado, las dinámicas de crecimiento exponencial (población y producto per capita) no son sostenibles a lo largo del tiempo. Entonces irremediablemente tendríamos que llegar a un crecimiento cero o estacionario. Unos pocos años después en 1992, revisan su informe, y lo publican nuevamente bajo el titulo de “Más allá de los limites del Crecimiento” actualizado el estudio, obtienen la conclusión de que la humanidad ya ha superado la capacidad de carga del planeta para sostener a la población. Existe una clara y determinante sobreexplotación de la tierra fértil, del agua, y de recursos no renovables. Un último anexo publicado en el año 2012, presenta los problemas del clima y la biosfera, llegando a la conclusión que el crecimiento de los últimos cuarenta años en el planeta ha sido catastrófica para el mundo, y que ya no queda más remedio que ir hacía una transición si no queremos caer en un colapso. Subrayan efusivamente, que hemos superado en once veces la capacidad de sostenibilidad del planeta.
Más allá del informe, me adhiero al sentido común de la raza humana. Por tanto creo que estaremos todos de acuerdo en que un planeta finito con recursos escasos y algunos no renovables o solo a través de millones de años. Nosotros, nuestras sociedades, nuestras naciones, las personas, tenemos un muy serio problema en la frente, que hasta el día de hoy se ha hecho poco o nada para darle solución. Se que los problemas urgentes, dejan congelados los verdaderamente importantes, pero también soy conocedor, que con el tiempo, los problemas verdaderamente importantes, también se convierten en urgentes, y estos han podido crecer de tal manera que superando un X punto de inflexión se hagan imposibles o cuasi imposibles de solucionar.
Creo que también estaremos de acuerdo que con los incrementos de población, va decrementando paulatinamente el valor de la vida individual, ya que cuanta más gente hay, menos importa el valor de un individuo. (ley de rendimientos decrecientes a escala) que sirve tanto para la economía, como para la sociología. Por tanto soy de los que opinan que la democracia no sobrevivirá a la superpoblación. (Les invito en que pierdan un poco de tiempo, reflexionando sobre está afirmación).
Datos: En los últimos doscientos años la población del planeta creció exponencialmente a un ritmo de 1,9% por año. Si está tasa se mantiene constante a lo largo del tiempo, viendo como la población mundial se duplica cada cuarenta años aproximadamente, para el hipotético 2600 estaremos todos los humanos pegados hombro con hombro, perdiendo hasta la capacidad de agacharnos. El mundo mucho antes ya se habría convertido en algo ingobernable.
Hoy en el año 2013 nace aproximadamente cinco seres humanos por segundo, unos 400,000 por día, unos 145,000,000 por año. (3 veces la población de España). Estamos explotando el planeta diez veces más rápido del tiempo que este precisa para regenerarse en elementos básicos como la tierra, el agua o el aire, sin mencionar el gas natural o el petróleo que podemos afirmar que son no renovables, por lo menos a nuestras escalas de tiempo. En la actualidad la falta de recursos, hace que mueran cada año 36,000,000 personas en su mayoría niños y mujeres, pero eso ya no importa a nadie, más allá de sus seres queridos.
 Me pregunto ¿Hasta cuándo? ¿En quién vamos a confiar para solucionar al mayor problema que se enfrenta la humanidad? !En dios! !En una guerra termonuclear! !En una pandemia!...Soy del parecer, que lo más adecuado, lo más inteligente, sería que intentáramos solucionarlo nosotros mismos desde ya, porque si de algo estoy seguro es que no va a ser un tema fácil, va a enfrentar a religiones a países, etc...pero también estoy convencido que cuanto antes comencemos mejor para la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada