domingo, 16 de marzo de 2014


Por la boca muere el pez Sra. PRESIDENTE ROUSSEFF
 No hace muchos días atrás, nos hemos encontrado en un fuego cruzado no muy común en el marco internacional, que no ha sido otro que los consejos para mejorar sus respectivas economías dadas... por Inglaterra, China y Brasil.
La Presidente Dilma, en un acto característico de prepotencia y olvidándose de su realidad, en sus últimos dos viajes por Europa, llego a la afonía tras reivindicar una y otra vez, que tenía que hacer Europa para salir de su crisis, tras una critica severa al ajuste fiscal realizada por los gobiernos europeos, paso a dar su receta económica normativa. Establecer políticas de estabilidad macroeconómica (personalmente no se lo que es, supongo que algún invento brasileño que han mantenido en secreto), no al neoproteccionismo, establecer políticas sociales, políticas de creación de empleo y políticas de crecimiento, solo así Europa saldrá de la crisis. Bien, desde mi modesta opinión, quiero reflexionar, pues la Presidente ha recalcado objetivos de P.E. pero en ningún caso ha establecido medidas concretas e instrumentos que ayudasen a obtener esos objetivos. La verdad no sirve para mucho decir que para ganar el partido hay que meter la pelota en la red más veces que el contrario, eso ya hemos podido comprobar que hasta los brasileños lo conocen. Por otra parte, recordaría que Brasil, a día de hoy, todavía no ha decidido si invertirá en el nuevo Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Eso si que es un instrumento y una medida concreta. Su actitud es algo así como “ mucho te quiero perrito, pero pan poquito “.
Ahora, ha sido la prestigiosa revista inglesa “ The Economist “ y el primer ministro de la China Wen Jibao, los que le han ofrecido un abanico de recomendaciones, para mejorar su economía. No hay que decir, lo mal que han sentado en el seno del gobierno, que rápidamente ha criticado con dureza, el atrevimiento e incluso los han tachado de irrespetuosos con la Presidente Dilma Rousseff. Les han recordado que la etapa colonialista ya acabo.
La revista británica, eleva el tono al analizar las políticas económicas del país desde la toma de posesión del cargo por parte de Dilma en el 2010, le sugiere que dimita al ministro de Hacienda Guido Mantega después de conocerse el resultado del P.I.B. del tercer trimestre del año. Se le pide a Dilma que lo destituya para reforzar la confianza en el país. Se le recuerda que en el 2010 la economía estaba en expansión, después se estanco y ahora lucha para recuperarse sin éxito, a pesar de los esfuerzo frenéticos para estimularla, en el tercer trimestre se ha crecido la mitad de las previsiones del ministro, pasándose en dos años de un crecimiento alrededor del 7% a un crecimiento en el 2012 alrededor del 1,2% del P.I.B. los esfuerzos realizados para bajar los tipos de interés hasta el 7,5% de hoy en día, a pesar de las inversiones en infraestructura, a pesar de la reducción de costes en la energía eléctrica, a pesar de las exoneraciones fiscales a empresas, no se ha conseguido reverter la situación. Las inversiones extranjeras siguen siendo cautelosas en el país, ven un gobierno muy intervencionista, le acusan de dejar fluctuar poco las fuerzas del mercado, y tildan a Dilma de la “ entrometida jefe “.
El premier chino Wen Jibao, debido al aumento en las relaciones comerciales entre los dos países durante los últimos años se ha convertido en un conocedor a fondo del país y su cultura, recomendando al país que, primero y más importante, establezca la pena de muerte, baje los salarios de sus políticos al menos en un 80%, castigue duramente hasta terminar con la corrupción instaurada en todas las áreas de la Sociedad, políticos, burócratas, jueces, policía, varié su política fiscal, que invierta en I+D, que abandone el proteccionismo exacerbado, y aumente y especialice a su mano de obra, que invierta en capital trabajo. Aquí las criticas han sido más soterradas, por eso de que China es el principal cliente de la economía brasileña, y tras reconocer públicamente la Presidente que Jimbao había estudiado el Brasil durante más de cinco años, convirtiéndose en todo un conocedor del país, su cultura y su economía, no le quedaba mucho recorrido para ponerlo a parir.
Me identifico plenamente con los planteamientos y recomendaciones del primer ministro chino, incluso me atrevería a realizar alguna nueva sugerencia que iría encaminada a aumentar las inversiones en educación, mínimo invertir un 400% más de lo establecido en las partidas presupuestarias, reducción de impuestos indirectos por impuestos directos y sobre el patrimonio, desburocratizar el país, incentivas e intentar recuperar la inversión extranjera, cambiar la cultura del pueblo desde las escuelas y reducir la edad penal y laboral a los 16 años.
Si salimos a la calle y preguntamos a los brasileños de a pie, si están de acuerdo con este conjunto de objetivos y medidas, la mayoría de boca para fuera, nos dirán que si, de boca para dentro, tengo mis dudas. De cualquier modo es su futuro y de lo que planten hoy, recogerán sus cosechas mañana.
De cualquier modo la lección aprender, es que, si no quieres que te critiquen, no critiques, si no quieres consejos, no los des, sino deseas que se metan en tu casa, permanece en la tuya, de lo contrario el bromista tiene que aprender aceptar bromas de lo contrario se convertirá en un indeseable.
 Foto: Por la boca muere el pez Sra. Presidente Rousseff.
No hace muchos días atrás, nos hemos encontrado en un fuego cruzado no muy común en el marco internacional, que no ha sido otro que los consejos para mejorar sus respectivas economías dadas por Inglaterra, China y Brasil.
La Presidente Dilma, en un acto característico de prepotencia y olvidándose de su realidad, en sus últimos dos viajes por Europa, llego a la afonía tras reivindicar una y otra vez, que tenía que hacer Europa para salir de su crisis, tras una critica severa al ajuste fiscal realizada por los gobiernos europeos, paso a dar su receta económica normativa. Establecer políticas de estabilidad macroeconómica (personalmente no se lo que es, supongo que algún invento brasileño que han mantenido en secreto), no al neoproteccionismo, establecer políticas sociales, políticas de creación de empleo y políticas de crecimiento, solo así Europa saldrá de la crisis. Bien, desde mi modesta opinión, quiero reflexionar, pues la Presidente ha recalcado objetivos de P.E.  pero en  ningún caso ha establecido medidas concretas e instrumentos que ayudasen a obtener esos objetivos. La verdad no sirve para mucho decir que para ganar el partido hay que meter la pelota en la red más veces que el contrario, eso ya hemos podido comprobar que hasta los brasileños lo conocen. Por otra parte, recordaría que Brasil, a día de hoy, todavía no ha decidido si invertirá en el nuevo Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Eso si que es un instrumento y una medida concreta. Su actitud es algo así como “ mucho te quiero perrito, pero pan poquito “.
Ahora, ha sido la prestigiosa revista inglesa “ The Economist “ y el primer ministro de la China Wen Jibao, los que le han ofrecido un abanico de recomendaciones, para mejorar su economía. No hay que decir, lo mal que han sentado  en el seno del gobierno, que rápidamente ha criticado con dureza, el atrevimiento e incluso los han tachado de irrespetuosos con la Presidente Dilma Rousseff. Les han recordado que la etapa colonialista ya acabo.
La revista británica, eleva el tono al analizar las políticas económicas del país desde la toma de posesión del cargo por parte de Dilma en el 2010, le sugiere que dimita al ministro de Hacienda Guido Mantega después de conocerse el resultado del P.I.B. del tercer trimestre del año. Se le pide a Dilma que lo destituya para reforzar la confianza en el país. Se le recuerda que en el 2010 la economía estaba en expansión, después se estanco y ahora lucha para recuperarse sin éxito, a pesar de los esfuerzo frenéticos para estimularla, en el tercer trimestre se ha crecido la mitad de las previsiones del ministro, pasándose en dos años de un crecimiento alrededor del 7% a un crecimiento en el 2012 alrededor del 1,2% del P.I.B. los esfuerzos realizados para bajar los tipos de interés hasta el 7,5% de hoy en día, a pesar de las inversiones en infraestructura, a pesar de la reducción de costes en la energía eléctrica, a pesar de las exoneraciones fiscales a empresas, no se ha conseguido reverter  la situación. Las inversiones extranjeras siguen siendo cautelosas en el país, ven un gobierno muy intervencionista, le acusan de dejar fluctuar poco las fuerzas del mercado, y tildan a Dilma de la “ entrometida jefe “.
El premier chino Wen Jibao, debido al aumento en las relaciones comerciales entre los dos países durante los últimos años se ha convertido en un conocedor a fondo del país y su cultura, recomendando al país que, primero y más importante, establezca la pena de muerte, baje los salarios de sus políticos al menos en un 80%, castigue duramente hasta  terminar con la corrupción instaurada en todas las áreas de la Sociedad, políticos, burócratas, jueces, policía, varié su política fiscal, que invierta en I+D, que abandone el proteccionismo  exacerbado, y aumente y especialice a su mano de obra, que invierta en capital trabajo. Aquí las criticas han sido más soterradas, por eso de que China es el principal cliente de la economía brasileña, y tras reconocer públicamente la Presidente que Jimbao había estudiado el Brasil durante más de cinco años, convirtiéndose en todo un conocedor del país, su cultura y su economía, no le quedaba mucho recorrido para ponerlo a parir.
Me identifico plenamente con los planteamientos y recomendaciones del primer ministro chino, incluso me atrevería a realizar alguna nueva sugerencia que iría encaminada a aumentar las inversiones en educación, mínimo invertir un 400% más de lo establecido en las partidas presupuestarias, reducción de impuestos indirectos por impuestos directos y sobre el patrimonio, desburocratizar el país, incentivas e intentar recuperar la inversión extranjera, cambiar la cultura del  pueblo desde las escuelas y reducir la edad penal y laboral a los 16 años.
Si salimos a la calle y preguntamos a los brasileños de a pie, si están de acuerdo con este conjunto de objetivos y medidas, la mayoría de boca para fuera, nos dirán que si, de boca para dentro, tengo mis dudas. De cualquier modo es su futuro y de lo que planten hoy, recogerán sus cosechas mañana.
De cualquier modo la lección aprender, es que, si no quieres que te critiquen, no critiques, si no quieres consejos, no los des, sino deseas que se metan en tu casa, permanece en la tuya, de lo contrario el bromista tiene que aprender aceptar bromas de lo contrario se convertirá en un indeseable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada