sábado, 15 de marzo de 2014


FALSA SOCIEDAD
Qué burra o que falsa es nuestra sociedad, solo cabe recordar ejemplos como el de Javier de la Rosa, Mario Conde y ahora el de Gerardo Díaz Ferrán a quien le otorgaron numerosas distinciones. En 1996 recibió la Medalla de Oro al Mérito Tur...ístico; tres años después, la Medalla de Plata al Mérito del Trabajo, y en 2000 era designado Mejor Hombre de Negocios del Año por la Cámara de Comercio de Madrid. En 2001 recibió la Medalla de Oro de la Asociación Española de Líneas Aéreas. Fuera de nuestras fronteras, recibió en 2004 el premio Reina Cristina de Suecia otorgado por los empresarios escandinavos en reconocimiento a su amplia trayectoria. También es Caballero de la Imperial Orden de Carlos V, distinción que recibió en 2006.
El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha sido detenido este lunes en Madrid por un delito de alzamiento de bienes en medio de la 'Operación Crucero' contra el blanqueo de capitales, dirigida por la Policía a través de las directrices del fiscal de la Audiencia Nacional,
El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán y el dueño de Nueva Rumasa y de Viajes Marsans, Ángel de Cabo, han sido detenidos por ocultar bienes por unos 45 millones de euros y que estaba intentando llevárselos al extranjero, tras el embargo de sus bienes por deudas contraídas con el grupo Meliá, Viajes Iberojet, Pullmantur y AC Hoteles, deuda que investiga el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.
Como el amigo Díaz Ferrán es más chorizo y más listo que el Duque, realizo un intento fallido de reírse de la justicia. Teniendo su yate embargado por la justicia, Gerardo Díaz Ferrán bautiza a sus barcos «Leuqar», el nombre de su esposa, Raquel, al revés. Pero el «Leuqar III» acaba de cambiar de denominación con un objetivo claro: venderlo evitando el embargo de todas las propiedades del expresidente de la CEOE tras la quiebra del Grupo Marsans. La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó al juez Eloy Velasco que paralizara la operación después de que el Servicio de Vigilancia Aduanera comunicara que había recibido una solicitud para exportar el yate, que está amarrado en el puerto deportivo de Barcelona. El magistrado ordenó el pasado lunes la «prohibición absoluta de disponer, vender, gravar, obligar o enajenar» el yate, de 27 metros de eslora y un valor aproximado de cinco millones de euros.
Lo que no sabía el juez es que incluso le habían cambiado el nombre al barco (ahora se llama Gihramar), cuya propiedad corresponde a Holdisán Inversiones S.L., una de las sociedades patrimoniales de Díaz Ferrán.
En este país de gilipollas que vivimos, se encumbra a este delincuente, chorizo. Menuda representante de los empresarios, de vergüenza, y encima se permite el lujo delante de una audiencia de ofrecer recetas contra la crisis con medidas tales como "trabajando más y ganando menos". Espero que de con sus nalgas en la cárcel.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada