sábado, 15 de marzo de 2014


CON MIS IMPUESTOS, CON TUS IMPUESTOS, CON SUS IMPUESTOS.
Hoy hemos podido leer en los periódicos que distintos exconsejeros de cajas de ahorros admiten que ocuparon sus cargos sin disponer de estudios financieros ni datos sobre la evolución... de las entidades.
No sabían nada ni estaban formados. Pero tampoco preguntaban. Eso sí, percibían de media 275.000 euros al año por sentarse en los consejos de administración.
En diferentes días se han podido escuchar voces como tales: "Yo confiaba en la dirección"; "no conocía..."; "no tengo formación financiera"; o "ya advertí que no disponía de conocimientos académicos".
Las declaraciones más llamativas han provenido de los exconsejeros de BFA-Bankia y la CAM. En muchos casos estaban colocados a dedo por un político de turno, como por ejemplo la exconsejera de Caja Madrid y de la matriz de Bankia, BFA, Mercedes Rojo Izquierdo, o por un mero sorteo, como el ex vocal de la CAM, Juan Pacheco.
Mercedes Rojo, que fue nombrada por Esperanza Aguirre para el consejo, era la secretaria personal de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. En su exposición ante el juez Fernando Andreu dejó claro que no tenía conocimientos para ocupar tal cargo y que así se lo hizo saber a los gestores. Rojo ocupaba también un cargo en la Comisión de Auditoría del grupo, clave en su nacionalización por las desavenencias entre Deloitte y la cúpula entonces liderada por Rodrigo Rato.
Esta exconsejera era el miembro del órgano rector que más dinero percibía al año, entre dietas y otras remuneraciones, sin contar con los vocales con funciones ejecutivas. En concreto, se embolsó 374.000 euros en 2011. A día de hoy está imputada por cinco delitos.
Un compañero de batallas en BFA y presidente de Caja Insular, José Manuel Suárez del Toro, también reconoció su falta de formación e información. Explicó que su misión era exclusivamente acudir a las reuniones del consejo, sin más. Por ello percibía 163.000 euros.
En la CAM, el sistema de elección llama más la atención. La mayor parte eran nombrados por los partidos y por los sindicatos, como en el resto de las cajas de ahorros del país, pero uno de ellos confesó que llegó por sorteo al máximo órgano de gobierno de la entidad alicantina, que en 2011 tuvo que ser intervenida y adjudicada con ayudas por más de 24.000 millones.
Pilar Aurora Cáceres. Recordó que se quedó "perpleja" al conocer su designación, porque no tenía formación académica o profesional, pues no era economista. "Sólo entendía de la economía de mi casa", manifestó en las Cortes Valencianas esta licenciada en Psicología.
USTED HA VISTO A ALGUIEN DIMITIR, USTED HA VISTO A ALGUIEN O ALGUNA ENTIDAD PEDIR PERDON, USTED HA VISTO A ALGUIEN DEVOLVER EL DINERO, YO LO UNICO QUE VEO ES QUE PARTE DE NUESTO DINERO LO HAN METIDO EN ESAS ENTIDADES DICIENDONOS QUE ES POR NUESTRO BIEN, POR EL BIEN DE LA ECONOMIA Y ESAS MISMAS ENTIDADES SON LAS QUE AHORA PROCEDEN AL DESAHUCIO DE SU CASA Y LE DEJAN DE PATITAS EN LA CALLE, A Y CON LA DEUDA PENDIENTE.
EN ESTE PUTO PAIS NO SE CONOCE LA PUTA VERGÜENZA. QUE SUERTE TIENE ESTA GENTUZA QUE NO ESTEMOS EN 1789 DE LO CONTRARIO SU SANGRE LLENARIA LAS CALLES Y CON RAZON.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada