lunes, 17 de marzo de 2014


¿CÓMO SE PODRÍA VIAJAR A TRAVÉS DEL TIEMPO?
Todos viajamos en el tiempo, hacia adelante, a una razón de un segundo por segundo, todos a la vez. Quizás sea bueno considerar esa pregunta dividiéndola en dos partes: si se puede viajar hacia e...l futuro en un tiempo relativamente corto (menos que la duración de la vida de un humano), y si es posible viajar hacia el pasado.
El viaje hacia el futuro se podría apoyar en la Teoría especial de relatividad de Albert Einstein. Según esta teoría, un reloj en movimiento marca el tiempo con más lentitud que un reloj en reposo. A velocidades ordinarias, el efecto es mínimo, pero a medida que nos acerquemos a la velocidad de la luz, el tiempo iría haciéndose cada vez más lento hasta casi detenerse.
William A. Hiscock, un profesor de física de la Universidad de Montana opina que nada en las leyes de la física impide un viaje hacia el futuro. Según él, un viajero del tiempo que salga de la Tierra en una nave espacial que pueda acelerar continuamente a una g (aceleración que produciría una fuerza igual a la de la gravedad en la superficie de la Tierra) alcanzaría la velocidad de la luz en casi un año (con relación a la Tierra). Un viaje de ida y vuelta al centro de nuestra galaxia le tomaría 40 años al viajero, mientras que en la Tierra habrían transcurrido alrededor de 80,000 años. Para un viaje de esta naturaleza se necesitaría una cantidad de energía enorme y se tiene el inconveniente de que no hay vuelta atrás. El viajero del tiempo se tendría que despedir para siempre de su generación, de su era y del mundo que conoció.
Viajar al pasado es otra cosa. Algunos científicos piensan que para poder viajar hacia el pasado se necesitarían los "agujeros de gusano", unos supuestos túneles que, en teoría, conectan regiones separadas del espacio-tiempo. Sabemos por medio de la mecánica cuántica que existen. Pero también somos conocedores que son infinitamente pequeños, y inestables, aparecen y desaparecen a su libre albedrío en tiempos infinitesimales. Es imposible encontrar uno con el tamaño adecuado para usarlo como puente al pasado. Personalmente, se me antoja inviable. Por una parte creo como Hawking que si fuera posible, estaríamos rodeados de turistas del futuro y en la realidad no es así. Por otra parte creo como Einstein que existe un problema al mover el reloj hacia atrás, ya que surgen una serie de problemas filosóficos y paradojas. Un ejemplo es la paradoja del la abuelo. En ésta, el viajero del tiempo (el nieto), impide su propio nacimiento al encontrar a su abuelo en el pasado y quitarle la vida. Como resultado, él deja de existir y desaparece. Y el mundo que conocemos hoy sería distinto, sin embargo es el que es y no otro. Opino al igual que Einstein, que debe existir algún impedimento inquebrantable, que no permite los viajes al pasado.

¿Se podría construir una máquina para viajar en el tiempo? Tenemos que partir de la premisa que Einstein visualizó un universo con cuatro dimensiones: largo, ancho, profundidad y tiempo. Esta concepción se le conoce como espacio-tiempo.
2 Parámetros:
1. Velocidad de la luz - La luz viaja a una velocidad de 299,792 kilómetros por segundo.
2. Gravedad: g - Aceleración que produciría una fuerza igual a la de la gravedad en la superficie de la Tierra. (A nivel del mar, latitud 45°: g=9.806 metros por segundo cuadrado).
En base a los mismos distintos científicos han creado teorías con sus respectivas hipótesis. Teorías que se sostienen en la física teórica, pues a fecha de hoy, no ha sido probar ninguna en la practica. Entre las más interesantes tenemos la de Alcubierre, que seguidamente paso a exponer.
En 1994 el matemático mexicano Miguel Alcubierre propuso un sistema de este tipo, y por otro lados los cosmólogos hablaban de agujeros de gusano que podrían actuar como pasadizos superlumínicos. El problema es que, al viajar más rápido que la luz, se viaja también en el tiempo, y eso crea paradojas como la clásica de que uno podría ir al pasado y matar a su abuelo, padre, y en definitiva no existir, en general conseguir un efecto anterior a su causa: para muchos físicos, no es posible viajar más rápido que la luz porque eso sería romper la causalidad, que es lo que nos permite, precisamente, atrevernos a entender el Universo.
Tres hipótesis en juego:
1. Teoría de Alcubierre: teóricamente, uno puede tomar un trozo de universo convencional y envolverlo en una burbuja de gran curvatura que avance a velocidades superlumínicas. Nadie sabe si eso sería tecnológicamente posible, porque todavía no controlamos la forma en que actúa la fuerza de la gravedad.
2. Agujeros de Gusano: en el Universo existen lugares donde la gravedad es tan intensa que el espacio se curva a su alrededor, los sugerentes agujeros negros. Pero de manera análoga, se pueden desarrollar teorías que permiten conectar estos lugares entre puntos muy distantes: son los agujeros de gusano. Si se consiguiera entrar por uno de ellos, podría salirse en otro punto, y de manera efectiva viajar superlumínicamente.
3. El límite infranqueable: no es posible superar la velocidad de la luz. Y en el caso de que hubiera rotos en el espacio-tiempo, serían pasos a otros universos no conectados con el nuestro.
La Física teórica en su rama cuántica, es capaz de sostener casi cualquier modelo que se nos ocurra con un determinado nivel de probabilidad.
 Foto: ¿Cómo se podría viajar a través del tiempo? 
Todos viajamos en el tiempo, hacia adelante, a una razón de un segundo por segundo, todos a la vez. Quizás sea bueno considerar esa pregunta dividiéndola en dos partes: si se puede viajar hacia el futuro en un tiempo relativamente corto (menos que la duración de la vida de un humano), y si es posible viajar hacia el pasado.
El viaje hacia el futuro se podría apoyar en la Teoría especial de relatividad de  Albert Einstein. Según esta teoría, un reloj en movimiento marca el tiempo con más lentitud que un reloj en reposo. A velocidades ordinarias, el efecto es mínimo, pero a medida que nos acerquemos a la velocidad de la luz, el tiempo iría haciéndose cada vez más lento hasta casi detenerse.
William A. Hiscock, un profesor de física de la Universidad de Montana opina que nada en las leyes de la física impide un viaje hacia el futuro. Según él, un viajero del tiempo que salga de la Tierra en una nave espacial que pueda acelerar continuamente a una g (aceleración que produciría una fuerza igual a la de la gravedad en la superficie de la Tierra) alcanzaría la velocidad de la luz en casi un año (con relación a la Tierra). Un viaje de ida y vuelta al centro de nuestra galaxia le tomaría 40 años al viajero, mientras que en la Tierra habrían transcurrido alrededor de 80,000 años. Para un viaje de esta naturaleza se necesitaría una cantidad de energía enorme y se tiene el inconveniente de que no hay vuelta atrás. El viajero del tiempo se tendría que despedir para siempre de su generación, de su era y del mundo que conoció.
Viajar al pasado es otra cosa. Algunos científicos piensan que para poder viajar hacia el pasado se necesitarían  los "agujeros de gusano", unos supuestos túneles que, en teoría, conectan regiones separadas del espacio-tiempo. Sabemos por medio de la mecánica cuántica que existen. Pero también somos conocedores que son infinitamente pequeños, y inestables, aparecen y desaparecen a su libre albedrío en tiempos infinitesimales. Es imposible encontrar uno con el tamaño adecuado para usarlo como puente al pasado. Personalmente, se me antoja inviable. Por una parte creo como Hawking que si fuera posible, estaríamos rodeados de turistas del futuro y en la realidad no es así. Por otra parte creo como Einstein que existe un problema al mover el reloj hacia atrás, ya que surgen  una serie de problemas filosóficos y paradojas. Un ejemplo es la paradoja del la abuelo. En ésta, el viajero del tiempo (el nieto), impide su propio nacimiento al encontrar a su abuelo en el pasado y quitarle la vida. Como resultado, él deja de existir y desaparece. Y el mundo que conocemos hoy sería distinto, sin embargo es el que es y no otro. Opino al igual que Einstein, que debe existir algún impedimento inquebrantable, que no permite los viajes al pasado.

¿Se podría construir una máquina para viajar en el tiempo? Tenemos que partir de la premisa que Einstein visualizó un universo con cuatro dimensiones: largo, ancho, profundidad y tiempo. Esta concepción se le conoce como espacio-tiempo. 
2 Parámetros:
1. Velocidad de la luz - La luz viaja a una velocidad de 299,792 kilómetros por segundo.
2. Gravedad: g - Aceleración que produciría una fuerza igual a la de la gravedad en la superficie de la Tierra. (A nivel del mar, latitud 45°: g=9.806 metros por segundo cuadrado).
En base a los mismos distintos científicos han creado teorías con sus respectivas hipótesis. Teorías que se sostienen en la física teórica, pues a fecha de hoy, no ha sido probar ninguna en la practica. Entre las más interesantes tenemos la de Alcubierre, que seguidamente paso a exponer.
En 1994 el matemático mexicano Miguel Alcubierre propuso un sistema de este tipo, y por otro lados los cosmólogos hablaban de agujeros de gusano que podrían actuar como pasadizos superlumínicos. El problema es que, al viajar más rápido que la luz, se viaja también en el tiempo, y eso crea paradojas como la clásica de que uno podría ir al pasado y matar a su abuelo, padre, y en definitiva no existir, en general conseguir un efecto anterior a su causa: para muchos físicos, no es posible viajar más rápido que la luz porque eso sería romper la causalidad, que es lo que nos permite, precisamente, atrevernos a entender el Universo.
Tres hipótesis en juego:
1. Teoría de Alcubierre: teóricamente, uno puede tomar un trozo de universo convencional y envolverlo en una burbuja de gran curvatura que avance a velocidades superlumínicas. Nadie sabe si eso sería tecnológicamente posible, porque todavía no controlamos la forma en que actúa la fuerza de la gravedad.
2. Agujeros de Gusano: en el Universo existen lugares donde la gravedad es tan intensa que el espacio se curva a su alrededor, los sugerentes agujeros negros. Pero de manera análoga, se pueden desarrollar teorías que permiten conectar estos lugares entre puntos muy distantes: son los agujeros de gusano. Si se consiguiera entrar por uno de ellos, podría salirse en otro punto, y de manera efectiva viajar superlumínicamente.
3. El límite infranqueable: no es posible superar la velocidad de la luz. Y en el caso de que hubiera rotos en el espacio-tiempo, serían pasos a otros universos no conectados con el nuestro.
 La Física teórica en su rama cuántica, es capaz de sostener casi cualquier modelo que se nos ocurra con un determinado nivel de probabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada