sábado, 15 de marzo de 2014


NOCHE ELECTORAL.
Lo dije la noche electoral después de leer varios periódicos y lo repito hoy mismo, no entiendo porque en Madrid estos días, ríen como hienas desde que han sabido que Artur Mas no logró el domingo la mayoría absoluta que le habría permitido... liderar solo el proceso del estado propio. Como dice Manuel Cuyás. No sé de qué se ríen tanto. Ahora Mas, sin la confortable mayoría que ambicionaba, debe pactar con ERC, que es partido de planteamientos mucho más radicales.
Ríen porque puede más en ellos la satisfacción por la humillación que creen haber infligido a Mas . Ese catalán que había osado desafiarlos, quien les había hecho temblar los cimientos del estado, quien les había hecho reaccionar nerviosos y ridículos. Por eso se ríen, sin atender otras consideraciones. Mientras siguen riéndose, en Europa y el Mundo, han hecho sumas de votos y escaños y les ha salido ahora una Catalunya más independentista que el sábado pasado. En Madrid todavía no han hecho sumas, entretenidos como están riéndose. Les iría mejor si aprovecharan el tiempo y dejaran esa risa de patanes y catetos aprendiendo historia, por ejemplo la unificación de Grecia, por que se produjo, dejando atrás las antiguas ciudades estado, y como ocurrió que el deseo de sentirse griego era mayor que el sentimiento de ser Ateniense, Espartano, o Corintio por mencionar ejemplos, pues se lo explicare, hechos como la batalla de las Termopilas, la colaboración de lideres que mas tarde se convirtieron en héroes, que procedían de ciudades estado distintas como Temistocles o Leónidas, que hicieron frente a un objetivo común, luchando codo a codo lo consiguieron, con sencillez al enfrentarse con el paso de los años a retos que conjuntamente superaron, consiguiendo el respeto la justicia y la admiración unos de los otros, al final con Filipo la fruta madura cayo del árbol. Si se fijan mis queridos políticos españoles de un color y otro, ustedes lo único que han hecho ya no desde la instauración de la democracia o de los años de la dictadura franquista, sino muchísimo antes, ha sido justamente lo contrario, desunión, eliminar el sentimiento, han propiciado a día de hoy que se genere en una gran mayoría del pueblo 2/3 partes según los votos, un echo diferencial con otros lugares y gentes de España, el echo es sencillo, los catalanes somos españoles, pero millones no lo sienten y no quieren serlo y eso válgame Dios si que es un echo diferencial. Y con la misma fuerza que el sentimiento sirve para soldar sirve para cortar, el mismo soplete realiza las dos funciones. En Grecia soldó y en España corto. Por eso les invito que en vez de reír tanto, se dediquen a leer historia, y si la antigua Grecia les aburre, lean sobre Escocia, que le va a entretener más, a ver si al final son capaces de aprender algo.
 Foto: Lo dije la noche electoral después de leer varios periódicos y lo repito hoy mismo, no entiendo porque en Madrid estos días, ríen como hienas desde que han sabido que Artur Mas no logró el domingo la mayoría absoluta que le habría permitido liderar solo el proceso del estado propio. Como dice Manuel Cuyás.  No sé de qué se ríen tanto. Ahora Mas, sin la confortable mayoría que ambicionaba, debe pactar con ERC, que es partido de planteamientos mucho más radicales. 
 Ríen porque puede más en ellos la satisfacción por la humillación que creen haber infligido a Mas . Ese catalán que había osado desafiarlos, quien les había hecho temblar los cimientos del estado, quien les había hecho reaccionar nerviosos y ridículos. Por eso se ríen, sin atender otras consideraciones. Mientras siguen riéndose, en Europa y el Mundo, han hecho sumas de votos y escaños y les ha salido ahora una Catalunya  más independentista que el sábado pasado. En Madrid todavía no han hecho sumas, entretenidos como están riéndose. Les iría mejor si aprovecharan el tiempo y dejaran esa risa de patanes y catetos aprendiendo historia, por ejemplo  la unificación de Grecia, por que se produjo, dejando atrás las antiguas ciudades estado, y como ocurrió que el deseo de sentirse griego era mayor que el sentimiento de ser Ateniense, Espartano, o Corintio por mencionar ejemplos, pues se lo explicare, hechos como la batalla de las Termopilas, la colaboración de lideres que mas tarde se convirtieron en héroes, que procedían de ciudades estado distintas como Temistocles o Leónidas, que hicieron frente a un objetivo común, luchando codo a codo lo consiguieron, con sencillez al enfrentarse con el paso de los años a retos que conjuntamente superaron, consiguiendo el respeto la justicia y la admiración  unos de los otros, al final con Filipo la fruta madura cayo del árbol. Si se fijan mis queridos políticos españoles de un color y otro, ustedes lo único que han hecho ya no desde la instauración de la democracia o de los años de la dictadura franquista, sino muchísimo antes, ha sido justamente lo contrario, desunión, eliminar el sentimiento, han propiciado a día de hoy que se genere en una  gran mayoría del pueblo  2/3 partes según los votos, un echo diferencial con otros lugares y gentes de España, el echo es sencillo, los catalanes somos españoles, pero millones no lo sienten  y no quieren serlo y eso válgame Dios si que es un echo diferencial. Y con la misma fuerza que el sentimiento sirve para soldar sirve para cortar, el mismo soplete realiza las dos funciones. En Grecia soldó y en España corto. Por eso les invito que en vez de reír tanto, se dediquen a leer historia, y si la antigua Grecia les aburre, lean sobre Escocia, que le va a entretener más,  a ver si al final son capaces de aprender algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada