domingo, 16 de marzo de 2014


EL BAILE DE LOS VAMPIROS
Bruselas, ha informado al gobierno español que tiene hasta el próximo 29 de mayo para presentar ante la Comisión Europea (Merkel) un nuevo paquete de medidas encaminadas a ajustar los desequilibrios existentes en n...uestra economía. Esas medidas, tienen que ir encaminadas hacía una mayor reforma estructural del sistema, es decir, nuevas reformas en los ámbitos laborales y financiero. Esta nueva “orden” al gobierno de Mariano Rajoy ha caído como un jarro de agua fría, solo cabe recordar que hace escasos días atrás, el ministro de Guindos titular de economía comunico que ya estábamos saliendo de la recesión, y por si eso fuera poco, la propia Comisión Europea le desmiente advirtiendo que España va a seguir en recesión todo el período del 2,014.
Primero cabe analizar el ¿Por qué de esa ansia de los vampiros para chuparnos la poca sangre que nos queda? La razón la demuestran los números. Los ingresos públicos en España en el 2,011 alcanzaron los 380,000 millones de euros, el gasto público para el mismo período supuso 480,000 millones de euros, se presentó un déficit de 100,000 millones de euros. En el 2,012 los ingresos han supuesto 384,000 millones de euros y los gastos 494,000 millones de euros, arrojando un déficit de 110,000 millones de euros. Lo que representa una deuda pública total acumulada de 1 billón catorce mil trescientos siete millones de euros (1.014,307) mill euros. Después de todas las medidas espartanas tomadas por el gobierno sobre su pueblo, solo han servido para ver incrementar en 10,000 millones más el déficit. Por tanto los vampiros llegan a la conclusión que hay que seguir chupando, estrangulando al personal. Lo que no parece importar mucho, supongo que, porque el fin justifica los medios, es que mientras la tasa de desempleo en la zona euro está en el orden del 12% en España se encuentra por encima del 26% y posiblemente al terminar el año en curso acabe en un 27% y décimas. Eso significa que con una población de 47 millones de habitantes, tiene una población activa de 16 millones y los otros 30 millones por una u otras causas (niños, jubilados, desempleados, etc…) no trabajan. Y sobre estos 16 millones recaen los impuestos casi en su totalidad. Ustedes creen que así se puede salir de una crisis, recesión, o donde realmente nos encontremos. A mí me da un, no sé qué, de que son pocos los que cocinan el pastel y muchos los comensales. Ya sé que me han oído una y mil veces decir que para mí este es el gran problema de España, el PARO y hasta que no consigamos crear empleo el país no va a salir adelante de ningún modo, y lo peor es que las medidas que imponen los vampiros no van en esa dirección, no facilitan para nada la creación de empleo. Las medidas que nos imponen van a ir dirigidas a la subida de impuestos o creación de nuevos. Principalmente veremos una nueva subida del I.V.A. que podría pasar al 23% o incluso establecerse en el 25%. No van a tener más remedio que tocar las pensiones, esas que prometieron que jamás tocarían, se crearan ajustes, luego una nueva reforma laboral encaminada a flexibilizar la producción, es decir abaratar el desempleo, facilitar el despido y trabajos basura hoy si mañana no para unos cuantos.
Y entonces FLASHH los vampiros sueltan la mayor parida económica que he escuchado en los últimos tiempos y estoy acostumbrado a escuchar varias por día. La Comisión Europea quiere que el gobierno presente alternativas fiscales para fomentar el crecimiento económico. Me pregunto ¿Cómo? Ya qué si vamos aumentar los impuestos en los próximos meses, como vamos a incentivar el consumo para conseguir un crecimiento. Si el ciudadano de a pie tiene una renta disponible que distribuye entre consumo, ahorro, impuestos. Si le aumentamos los impuestos tiene una renta menor para consumir, y el ahorro que se convierte en inversión, también lo estoy desincentivando. En cualquier caso la cantidad siempre será menor, pues parte de esos recursos que tenían que ser para crecer los destino al pago de impuestos, para, se supone, amortizar deuda. No se puede ser dios y diablo al mismo tiempo. Bruselas no parece que vaya a ser más flexible en sus posturas en cuanto a la reducción del déficit español se refiere, aunque conozcan nuestros esfuerzos, aunque conozcan que nuestra producción industrial en el 2,012 ha sido menor que la del 2,011 marcando una clara tendencia bajista por tercer año consecutivo. Que nuestra demanda interna se encuentra bajo mínimos y el único respiro son las exportaciones. Pues bien, de nada sirve la buena voluntad ya demostrada por el pueblo español, de nada sirve el haber demostrado ser capaces de realizar esfuerzos titánicos, y cito un periódico alemán que hace pocos días decía a Merkel, no tire más de la cuerda a España no sea que se vaya a romper, lo que han aguantado y aguantan los españoles no lo habría hecho el pueblo alemán, usted no podría salir a la calle. De nada sirve, nuestros hermanos germanos, nuestros hermanos vampiros no pararan hasta chuparnos la última gota de sangre. Creo que lo peor de esta crisis aún está por llegar.
 Foto: El baile de los vampiros.
Bruselas, ha informado al gobierno español que tiene hasta el próximo 29 de mayo para presentar ante la Comisión Europea (Merkel) un nuevo paquete de medidas encaminadas a ajustar los desequilibrios existentes en nuestra economía. Esas medidas, tienen que ir encaminadas hacía una mayor reforma estructural del sistema, es decir, nuevas reformas en los ámbitos laborales y financiero. Esta nueva “orden” al gobierno de Mariano Rajoy ha caído como un jarro de agua fría, solo cabe recordar que hace escasos días atrás, el ministro de Guindos titular de economía comunico que ya estábamos saliendo de la recesión, y por si eso fuera poco, la propia Comisión Europea le desmiente advirtiendo que España va a seguir en recesión todo el período del 2,014.
Primero cabe analizar el ¿Por qué de esa ansia de los vampiros para chuparnos la poca sangre que nos queda? La razón la demuestran los números. Los ingresos públicos en España en el 2,011 alcanzaron los 380,000 millones de euros, el gasto público para el mismo período supuso 480,000 millones de euros, se presentó un déficit de 100,000 millones de euros. En el 2,012 los ingresos han supuesto 384,000 millones de euros y los gastos 494,000 millones de euros, arrojando un déficit de 110,000 millones de euros. Lo que representa una deuda pública total acumulada de 1 billón catorce mil trescientos siete millones de euros (1.014,307) mill euros. Después de todas las medidas espartanas tomadas por el gobierno sobre su pueblo, solo han servido para ver incrementar en 10,000 millones más el déficit. Por tanto los vampiros llegan a la conclusión que hay que seguir chupando, estrangulando al personal.  Lo que no parece importar mucho, supongo que, porque el fin justifica los medios, es que mientras la tasa de desempleo en la zona euro está en el orden del 12% en España se encuentra por encima del 26% y posiblemente al terminar el año en curso acabe en un 27% y décimas. Eso significa que con una población de 47 millones de habitantes, tiene una población activa de 16 millones y los otros 30 millones por una u otras causas (niños, jubilados, desempleados, etc…) no trabajan. Y sobre estos 16 millones recaen los impuestos casi en su totalidad. Ustedes creen que así se puede salir de una crisis, recesión, o donde  realmente nos encontremos. A mí me da un, no sé qué, de que son pocos los que cocinan el pastel y muchos los comensales. Ya sé que me han oído una y mil veces decir que para mí este es el gran problema de España, el PARO y hasta que no consigamos crear empleo el país no va a salir adelante de ningún modo, y lo peor es que las medidas que imponen los vampiros no van en esa dirección, no facilitan para nada la creación de empleo. Las medidas que nos imponen van a ir dirigidas a la subida de impuestos o creación de nuevos. Principalmente veremos una nueva subida del I.V.A. que podría pasar al 23% o incluso establecerse en el 25%. No van a tener más remedio que tocar las pensiones, esas que prometieron que jamás tocarían, se crearan ajustes, luego una nueva reforma laboral encaminada a flexibilizar la producción, es decir abaratar el desempleo, facilitar el despido y trabajos basura hoy si mañana no para unos cuantos.
Y entonces FLASHH los vampiros sueltan la mayor parida económica que he escuchado en los últimos tiempos y estoy acostumbrado a escuchar varias por día. La Comisión Europea quiere que el gobierno presente alternativas fiscales para fomentar el crecimiento económico. Me pregunto ¿Cómo? Ya qué si vamos aumentar los impuestos en los próximos meses, como vamos a incentivar el consumo para conseguir un crecimiento. Si el ciudadano de a pie tiene una renta disponible que distribuye entre consumo, ahorro,  impuestos. Si le aumentamos los impuestos tiene una renta menor para consumir, y el ahorro que se convierte en inversión, también lo estoy desincentivando. En cualquier caso la cantidad siempre será menor, pues parte de esos recursos que tenían que ser para crecer los destino al pago de impuestos, para, se supone, amortizar deuda. No se puede ser dios y diablo al mismo tiempo. Bruselas no parece que vaya a ser más flexible en sus posturas en cuanto a la reducción del déficit español se refiere, aunque conozcan nuestros esfuerzos, aunque conozcan que nuestra producción industrial en el 2,012 ha sido menor que la del 2,011 marcando una clara tendencia bajista por tercer año consecutivo. Que nuestra demanda interna se encuentra bajo mínimos y el único respiro son las exportaciones. Pues bien, de nada sirve la buena voluntad ya demostrada por el pueblo español, de nada sirve el haber demostrado ser capaces de realizar esfuerzos titánicos, y cito un periódico alemán que hace pocos días decía a Merkel, no  tire más de la cuerda a España no sea que se vaya a romper, lo que han aguantado y aguantan los españoles no lo habría hecho el pueblo alemán, usted no podría salir a la calle. De nada sirve, nuestros hermanos germanos, nuestros hermanos vampiros no pararan hasta chuparnos la última gota de sangre. Creo que lo peor de esta crisis aún está por llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada