domingo, 16 de marzo de 2014


EGIPTO
 El imperio antiguo. 2,700 a.c. hasta 2,200 a.c. Hoy voy hacer referencia a la época de la III, IV, V, VI dinastía, la época que compete los principales faraones como Dyeser quien traslado la capital a Menfis, Keops, Kefren y Micerin...o. Siempre me ha llamado mucho la atención como una civilización que fue capaz de crear una arquitectura e ingeniería, una matemática y una logística tan sofisticada fue tan pobre en los aspectos de organización económica y social.
La economía egipcia era ante todo el Nilo, con sus crecidas alimentaba una franja de unos 15 Kms de ancho por 1,000 de largo, facilitando así la unidad de civilización y la estabilidad económica. Se basaba en una economía dirigista. Existía un poder central el faraón y unas oligarquías feudales que controlaban la agricultura, basada en cereales, cáñamo, higos, uvas de varias tipologías, ya que llegaron a contabilizarse hasta seis tipos de vino distinto. Posteriormente se introdujeron nuevos productos como el olivo, la palmera, con las cañas del Nilo se realizó el papiro, también se introdujo algo de ganado. También poseían un poco de oro y cobre. En resumen su actividad económica durante esos siglos estuvo basada principalmente en la pesca, agricultura y algo de ganadería.
La propia estructura social egipcia no favoreció nunca la creación de una clase social comerciante, ni los contactos e intercambios con países extranjeros. Solo por dictamen de los faraones se estableció un comercio con el país del Ponto, Nubia y Siria de los cuales importaban productos como la nuez, pieles, piedras preciosas, marfil, perfumes, hierro y madera para las construcciones, y exportaban su cereales, vinos, aceites vegetales y papiros, nunca vendieron sus conocimientos de construcción de las pirámides, aunque fueron en más de una ocasión requeridos para ello, ni incluso por aquellos productos y suministros que los faraones no conseguían obtener, y preferían conseguirlos a título de tributos o de requisas cuando los ejércitos de los faraones eran lo suficientemente fuertes como para administrar su dominio frente a terceros países. Otro punto a tener en cuenta es que la moneda de pago no existía, los intercambios comerciales eran posibles como trueque, teniendo como referencia fijo en metal el Shât que era un anillo de oro relativamente popular que pesaba aproximadamente unos siete gramos y medio.
Por otro lado poseían una industria con la construcción de las pirámides que hoy difícilmente podríamos igualar, basada en unas características matemáticas y astronómicas impensables para esa o cualquier época posterior durante milenios. Unas canteras que tenían que estar perfectamente dirigidas y organizadas para suministrar la piedra necesaria para las construcciones. Una logística digna de un buen ejército moderno para transportar la materia prima por más de 800 kms de distancia, y cubrir las necesidades diarias que podría representar una empresa con más de 300,000 obreros, en unas condiciones climáticas poco apropiadas. No entrare a plasmar las características que presentan las pirámides de Egipto, por todos ya conocidas. Pero si hare una reflexión. No se entiende, no entiendo de ninguna manera que una civilización tan desarrollada en determinados aspectos, no se diera cuenta, no fuera capaz de establecer un orden económico más eficiente. Recuerdo que existe la confusión de que los trabajadores que construyeron las pirámides eran esclavos, no, nuca fueron esclavos ni los mandos intermedios ni los obreros, eran personas libres que recibían una paga por su trabajo y el honor de servir al faraón. También me permito recordar que uno de los argumentos principales para abolir la esclavitud fue que el hombre libre asalariado resulta más rentable pues produce más y con más calidad, los motivos morales vinieron luego de los económicos. Me parece poco probable que un país que no supo aprovechar eficientemente sus recursos, mejorar la productividad, mejorar el bienestar de su pueblo a través del comercio, y facilitar los intercambios de productos, fuera por otro lado capaz de construir Pirámides, estableciera una industria de orfebrería y de joyería que eran la envidia de todos los reinos de la tierra.
Imaginemos hoy, en pleno siglo XXI que somos capaces de construir enormes rascacielos, naves que abandonan la faz de la tierra, grandes buques que cruzan los mares, un mosaico de carreteras que cruzan el país de principio a fin para que circulen vehículos y faciliten el transporte de personas y mercaderías., y no fuésemos capaces de realizar intercambios comerciales fluidos con otros países, crear una moneda reconocida y aceptada como unidad de cambio, que no existiera la posibilidad de endeudarse, careciéramos de productos que conociéramos, que deseásemos y no los obtuviéramos a no ser por la fuerza. Parece imposible, igual de imposible me parece que el antiguo Egipto pudiera presentar y entremezclar esa civilización avanzada y bárbara al mismo tiempo, a no ser que quepa otra explicación sobre los acontecimientos que a día de hoy desconozcamos.
 Foto: Egipto. El imperio antiguo. 2,700 a.c. hasta 2,200 a.c. Hoy voy hacer referencia a la época de la III, IV, V, VI dinastía, la época que compete los principales faraones como Dyeser quien traslado la capital a Menfis, Keops, Kefren y Micerino. Siempre me ha llamado mucho la atención como una civilización que fue capaz de crear una arquitectura e ingeniería, una matemática y una logística tan sofisticada fue tan pobre en los aspectos de organización económica y social.
La economía egipcia era ante todo el Nilo, con sus crecidas alimentaba una franja de unos 15 Kms de ancho por 1,000 de largo, facilitando así la unidad de civilización y la estabilidad económica. Se basaba en una economía dirigista. Existía un poder central el faraón y unas oligarquías feudales que controlaban la agricultura, basada en cereales, cáñamo, higos, uvas de varias tipologías, ya que llegaron a contabilizarse hasta seis tipos de vino distinto. Posteriormente se introdujeron nuevos productos como el olivo, la palmera, con las cañas del Nilo se realizó el papiro, también se introdujo algo de ganado. También poseían un poco de oro y cobre. En resumen su actividad económica durante esos siglos estuvo  basada principalmente en la pesca, agricultura y algo de ganadería. 
La propia estructura social egipcia no favoreció nunca la creación de una clase social comerciante, ni los contactos e intercambios con países extranjeros. Solo por dictamen de los faraones se estableció un comercio con el país del Ponto, Nubia y Siria de los cuales importaban productos como la nuez, pieles, piedras preciosas, marfil, perfumes, hierro y madera para las construcciones, y exportaban su cereales, vinos, aceites vegetales y papiros, nunca vendieron sus conocimientos de construcción de las pirámides,  aunque fueron en más de una ocasión requeridos para ello, ni incluso por aquellos productos y suministros que los faraones no conseguían obtener, y preferían conseguirlos a título de tributos o de requisas cuando los ejércitos de los faraones eran lo suficientemente fuertes como para administrar su dominio frente a terceros países. Otro punto a tener en cuenta es que la moneda de pago no existía, los intercambios comerciales eran posibles como trueque, teniendo como referencia  fijo en metal el Shât que era un anillo de oro relativamente popular que pesaba aproximadamente unos siete gramos y medio.
Por otro lado poseían una industria con la construcción de las pirámides que hoy difícilmente podríamos igualar, basada en unas características matemáticas y astronómicas impensables para esa o cualquier época posterior durante milenios. Unas canteras que tenían que estar perfectamente dirigidas y organizadas para suministrar la piedra necesaria para las construcciones. Una logística digna de un buen ejército moderno para transportar la materia prima por más de 800 kms de distancia, y cubrir las necesidades diarias que podría representar una empresa con más de 300,000 obreros, en unas condiciones climáticas poco apropiadas. No entrare a plasmar las características que presentan las pirámides de Egipto, por todos ya conocidas. Pero si hare una reflexión. No se entiende, no entiendo de ninguna manera que una civilización tan desarrollada en determinados aspectos, no se diera cuenta, no fuera capaz de establecer un orden económico más eficiente. Recuerdo que existe la confusión de que los trabajadores que construyeron las pirámides eran esclavos, no, nuca fueron esclavos ni los mandos intermedios ni los obreros, eran personas libres que recibían una paga por su trabajo y el honor de servir al faraón. También me permito recordar que uno de los argumentos principales para abolir la  esclavitud fue que el hombre libre asalariado resulta más rentable pues produce más y con más calidad, los motivos morales vinieron luego de los económicos. Me parece poco probable que un país que no supo aprovechar eficientemente sus recursos, mejorar la productividad, mejorar el bienestar de su pueblo a través del comercio, y facilitar los intercambios de productos, fuera por otro lado capaz de construir Pirámides, estableciera una industria de orfebrería y de joyería que eran la envidia de todos los reinos de la tierra.
Imaginemos hoy, en pleno siglo XXI que somos capaces de construir enormes rascacielos, naves que abandonan la faz de la tierra, grandes buques que cruzan los mares, un mosaico de carreteras que cruzan el país de principio a fin para que circulen vehículos y faciliten el transporte de personas y mercaderías., y no fuésemos capaces de realizar intercambios comerciales fluidos con otros países, crear una moneda reconocida y aceptada como unidad de cambio, que no existiera la posibilidad de endeudarse, careciéramos de productos que conociéramos, que deseásemos y no los obtuviéramos a no ser por la fuerza. Parece imposible, igual de imposible me parece que el antiguo Egipto pudiera presentar y entremezclar esa civilización avanzada y bárbara al mismo tiempo, a no ser que quepa otra explicación sobre los acontecimientos que a día de hoy desconozcamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada