lunes, 17 de marzo de 2014

ESPAÑA 2014. PRONOSTICACIÓN
En los últimos días me han realizado algunos conocidos la siguiente pregunta ¿Cómo va a estar España en este 2014? Pues voy a responder a la misma desde mí óptica. Hace pocos días hablaba sobre el comportamiento... de la bolsa española y en particular de su primer trimestre. Hoy comentaremos el estado del país, que aunque parezca paradójico, algunas veces no sigue el
comportamiento de las bolsas por distintos motivos que ahora no voy a mencionar.
Me gustaría hacer un símil, que todos podáis entender. España se ha convertido para este 2014 como un fantástico coto de caza, para los grandes cazadores, quería decir especuladores, ya han
aterrizado en el coto para venir a cazar en las últimas tiempos, W. Buffet, este fue el primero, la familia del Valle, Carlos Slim, luego Bill Gates, y George Soros muy recientemente. Se necesitan
fuertes sumas de capital para entrar a cazar en el coto, pero las piezas que presenta, son de medalla de oro, es decir, enormes plusvalías a medio plazo. La dirección del coto, es decir la administración, se ha convertido en un excelente anfitrión, da todo tipo de facilidades a sus cazadores, comidas, bebidas, estancias, y en algunos casos les pone hasta las putas... supongo que da para entender.
Ahora vamos a ver como se encuentra el coto para los no cazadores.
España presenta dos enormes problemas, que a día de hoy ni populares, ni socialistas, tienen ni puñetera idea de como solucionarlos.
1. El Crecimiento.
2. Deuda total (publica y privada) que no puede pagar.
Para el 2014 se espera un crecimiento del orden del 1% al 1,5% del PIB según fuentes consultadas.
Gobierno, Comisión Europea, F.M.I. Confederaciones Financieras. Es cierto que el crecimiento ya no es negativo, hemos tocado suelo, pero no menos cierto, que por la estructura económica de
España, solo se va a producir, mejor dicho se comenzará a producir empleo neto, cuando el crecimiento económico este por encima del 2%. Por tanto la tasa de desempleo en el 2014 no va a
disminuir, o un mes si, y otro no, y al final del año volveremos a la casilla de salida.
Luego, los intereses de la deuda suman el 25% de los recursos del estado. Eso hace que esa enorme cantidad de dinero no se le pueda dar otras utilidades que generarían riqueza.
España ha perdido la capacidad de decisión, y Rajoy como su máximo representante actual, baila al son de la música que le ponen, sin preguntarle si le gusta la música o si sabe bailarla.
Los objetivos de la Política Económica de un país son:
• Crecimiento económico: El objetivo ideal sería del orden del 3% al 3,5%. Es evidente que no vamos a crecer a ese ritmo de ninguna de las maneras. Podemos decir que disponemos de
recursos infrautilizados.
• Desarrollo económico: Más cualitativo, e históricamente lo contemplábamos con esa economía del bienestar. La reducción progresiva de las diferencias entre los niveles de ingresos personales, de la concentración de la riqueza y la provisión de bienes y servicios públicos que ofrece el estado. Los primeros solo han hecho más que aumentar, las estadísticas lo demuestran, han crecido el número de multimillonarios y ha crecido por
desgracia, en mayor medida el número de pobres en España. Se han creado SICAV y otros mecanismos que solo hacen que facilitar las concentraciones de riqueza, por otro lado, bienes y servicios que nos ofrecía el Estado. Educación, salud, prestaciones desempleo, pensiones, transporte, energía a precios asumibles, etc... se han deteriorado gravemente, en cualquier caso, personalmente, creo que el desarrollo económico es el que ha sufrido una mayor caída entre los objetivos, visto lo que teníamos, y lo que ahora tenemos.
• Empleo. Estado tiene que garantizar la creación neta de puestos de trabajo que puedan proporcionar un nivel de vida razonable para todos los miembros capacitados de la fuerza laboral disponible, es decir de la población activa. Si suponemos que se considera pleno empleo, ese paro friccional que puede alcanzar del orden del 1% al 2% . Y tenemos una tasa rondando el 25% no hacen falta más palabras, por ende somos conocedores, que en este próximo ejercicio no vamos a disminuirlo un ápice. Este ejercito de reserva, debería ser el motor, el impulsor del crecimiento, con su trabajo y con sus recursos como salarios,
destinados al consumo, inversión e impuestos, deberían ser la mayor fuerza para el despegue (take off). Pero para el 2014 eso es soñar.
• Estabilidad de precios. Mantenimiento del nivel general de precios. Este 2013 cerramos el ejercicio con una tasa de inflación del 1,52%. Bien, se puede decir que esta perfectamente controlada, aunque revisando la cesta de la compra en la que se basa el cálculo del IPC vemos que productos básicos de alimentación, o transporte, energías han crecido muy por encima de la misma, pero caídas importantes de otros productos como el precio a la vivienda, han hecho que la media sea satisfactoria, pero si se me permite, diría que algo engañosa, sino que se lo pregunten a las economías domesticas con un menos poder
adquisitivo, a la señora María, a la Paquita, y a Consuelo, a ver que opina la calle.
• Equilibrio de la Balanza de Pagos. Objetivo es reducir el déficit exterior y lograr mantener el nivel de reservas de divisas y de solvencia frente al exterior. Este es otro de los objetivos que hemos mejorado en el 2013, y veremos mejorar en el 2014. Principalmente por tres motivos. El primero es por que van aumentando las exportaciones y las importaciones no crecen, a pesar de la in-elasticidad de la demanda en productos como el petroleo o el gas natural. La balanza comercial será siendo negativa pero disminuirá su saldo deudor. La Balanza de servicios es la gran salvadora, pues ha visto y las expectativas es que siga viendo crecer los ingresos por turismo, mientras mantengamos la inflación controlada y esa política de precios bajos que nos define tras la crisis, se mantenga la recuperación en los países de la U.E. y sigan los conflictos, en los países árabes cercanos, Turquía y Grecia. La balanza por transferencias también seguirá presentando un saldo negativo, aunque menor debido a la
disminución de las remesas de emigrantes. En definitiva, como mil y una vez hemos escuchado, nos salva el turismo.
• Déficit Publico. No es otra cosa que las diferencias entre los ingresos y los gastos de las administraciones publicas. Particularmente siempre he sido partidario de un déficit cero
como objetivo, ya se que muchos me dirán que eso conlleva políticas restrictivas, y que es mejor un déficit controlado hasta un 4 ó 5 % del PIB, al igual que un Apalancamiento Financiero es bueno para las empresas pues les ayuda a incrementar la rentabilidad de la inversión. No voy a llevar la contraria a quién exponga eso, ya que correría el riesgo que me tildara de bobo, inútil o que no tengo ni pajolera idea de lo que hablo. Sin embargo, prefiero digamos, una postura ultra conservadora, tanto cuando se refiere al déficit publico como al apalancamiento financiero, siempre he preferido comprarme el coche al contado que a plazos. Bien, pues nuestro déficit en el 2013 cerrara casi como una foto del 2012 por el orden del 10% (contando con el 3,6% de ayudas a la banca) y veo muy, pero que muy difícil
que podamos mejorar el índice de un 6,5% al 7% en el 2014. La comisión europea, les guste o no, no tendrán más remedio que otorgarnos más prorrogas para cumplir con el objetivo establecido, hay que reconocer que las autonomías son un factor distorsionador, pues una mal dirigida, puede complicar los resultados del global. Y si alguien piensa que me refiero a
Cataluña, se equivoca, me refiero especialmente Andalucía, no contemplo en mí análisis los tras bases de fondos, eso es una medida política de vestir a un santo desvistiendo a otro, el
resultado global del análisis es que falta ropa. Si las cosas transcurren por este cauce, es evidente que no va a ser un buen año para la España del común de los mortales, incluso la Unión Europea, puede no encontrarse suficientemente satisfecha
con los resultados arrojados, y con el beneplácito del F.M.I. proceda a dar una vuelta más a la rosca.
Y si es así, cabe preguntarse ¿Qué aconsejara al gobierno Rajoy? (ordenara) pues, creo que los tiros irán por los siguientes derroteros.
• Reducir las prestaciones sociales al desempleo, hasta un orden del 10%
• Reducir los empleos públicos (administración) en otro 10%
• Reducir las pensiones entre un 10 y un 15%
• Aumentar la edad de jubilación en 3 años más.
Lo peor de todo ello, es que escucharemos y veremos a unos hacer demagogia, agarrándose a un hierro candente, para defender lo infendible y otros dirán España va bien, y posiblemente tengan razón, ya que la desgracia de unos es la gracia de otros. Dios mio, quién fuera cazador.
 Foto: España 2014. Pronosticación.
En los últimos días me han realizado algunos conocidos la siguiente pregunta ¿Cómo va a estar España en este 2014? Pues voy a responder a la misma desde mí óptica. Hace pocos días hablaba sobre el comportamiento de la bolsa española y en particular de su primer trimestre. Hoy comentaremos el estado del país, que aunque parezca paradójico, algunas veces no sigue el
comportamiento de las bolsas por distintos motivos que ahora no voy a mencionar.
Me gustaría hacer un símil, que todos podáis entender. España se ha convertido para este 2014 como un fantástico coto de caza, para los grandes cazadores, quería decir especuladores, ya han
aterrizado en el coto para venir a cazar en las últimas tiempos, W. Buffet, este fue el primero, la familia del Valle, Carlos Slim, luego Bill Gates, y George Soros muy recientemente. Se necesitan
fuertes sumas de capital para entrar a cazar en el coto, pero las piezas que presenta, son de medalla de oro, es decir, enormes plusvalías a medio plazo. La dirección del coto, es decir la administración, se ha convertido en un excelente anfitrión, da todo tipo de facilidades a sus cazadores, comidas, bebidas, estancias, y en algunos casos les pone hasta las putas... supongo que da para entender.
Ahora vamos a ver como se encuentra el coto para los no cazadores.
España presenta dos enormes problemas, que a día de hoy ni populares, ni socialistas, tienen ni puñetera idea de como solucionarlos.
1. El Crecimiento.
2. Deuda total (publica y privada) que no puede pagar.
Para el 2014 se espera un crecimiento del orden del 1% al 1,5% del PIB según fuentes consultadas.
Gobierno, Comisión Europea, F.M.I. Confederaciones Financieras. Es cierto que el crecimiento ya no es negativo, hemos tocado suelo, pero no menos cierto, que por la estructura económica de
España, solo se va a producir, mejor dicho se comenzará a producir empleo neto, cuando el crecimiento económico este por encima del 2%. Por tanto la tasa de desempleo en el 2014 no va a
disminuir, o un mes si, y otro no, y al final del año volveremos a la casilla de salida.
Luego, los intereses de la deuda suman el 25% de los recursos del estado. Eso hace que esa enorme cantidad de dinero no se le pueda dar otras utilidades que generarían riqueza.
España ha perdido la capacidad de decisión, y Rajoy como su máximo representante actual, baila al son de la música que le ponen, sin preguntarle si le gusta la música o si sabe bailarla.
Los objetivos de la Política Económica de un país son:
• Crecimiento económico: El objetivo ideal sería del orden del 3% al 3,5%. Es evidente que no vamos a crecer a ese ritmo de ninguna de las maneras. Podemos decir que disponemos de
recursos infrautilizados.
• Desarrollo económico: Más cualitativo, e históricamente lo contemplábamos con esa economía del bienestar. La reducción progresiva de las diferencias entre los niveles de ingresos personales, de la concentración de la riqueza y la provisión de bienes y servicios públicos que ofrece el estado. Los primeros solo han hecho más que aumentar, las estadísticas lo demuestran, han crecido el número de multimillonarios y ha crecido por
desgracia, en mayor medida el número de pobres en España. Se han creado SICAV y otros mecanismos que solo hacen que facilitar las concentraciones de riqueza, por otro lado, bienes y servicios que nos ofrecía el Estado. Educación, salud, prestaciones desempleo, pensiones, transporte, energía a precios asumibles, etc... se han deteriorado gravemente, en cualquier caso, personalmente, creo que el desarrollo económico es el que ha sufrido una mayor caída entre los objetivos, visto lo que teníamos, y lo que ahora tenemos.
• Empleo. Estado tiene que garantizar la creación neta de puestos de trabajo que puedan proporcionar un nivel de vida razonable para todos los miembros capacitados de la fuerza laboral disponible, es decir de la población activa. Si suponemos que se considera pleno empleo, ese paro friccional que puede alcanzar del orden del 1% al 2% . Y tenemos una tasa rondando el 25% no hacen falta más palabras, por ende somos conocedores, que en este próximo ejercicio no vamos a disminuirlo un ápice. Este ejercito de reserva, debería ser el motor, el impulsor del crecimiento, con su trabajo y con sus recursos como salarios,
destinados al consumo, inversión e impuestos, deberían ser la mayor fuerza para el despegue (take off). Pero para el 2014 eso es soñar.
• Estabilidad de precios. Mantenimiento del nivel general de precios. Este 2013 cerramos el ejercicio con una tasa de inflación del 1,52%. Bien, se puede decir que esta perfectamente controlada, aunque revisando la cesta de la compra en la que se basa el cálculo del IPC vemos que productos básicos de alimentación, o transporte, energías han crecido muy por encima de la misma, pero caídas importantes de otros productos como el precio a la vivienda, han hecho que la media sea satisfactoria, pero si se me permite, diría que algo engañosa, sino que se lo pregunten a las economías domesticas con un menos poder
adquisitivo, a la señora María, a la Paquita, y a Consuelo, a ver que opina la calle.
• Equilibrio de la Balanza de Pagos. Objetivo es reducir el déficit exterior y lograr mantener el nivel de reservas de divisas y de solvencia frente al exterior. Este es otro de los objetivos que hemos mejorado en el 2013, y veremos mejorar en el 2014. Principalmente por tres motivos. El primero es por que van aumentando las exportaciones y las importaciones no crecen, a pesar de la in-elasticidad de la demanda en productos como el petroleo o el gas natural. La balanza comercial será siendo negativa pero disminuirá su saldo deudor. La Balanza de servicios es la gran salvadora, pues ha visto y las expectativas es que siga viendo crecer los ingresos por turismo, mientras mantengamos la inflación controlada y esa política de precios bajos que nos define tras la crisis, se mantenga la recuperación en los países de la U.E. y sigan los conflictos, en los países árabes cercanos, Turquía y Grecia. La balanza por transferencias también seguirá presentando un saldo negativo, aunque menor debido a la
disminución de las remesas de emigrantes. En definitiva, como mil y una vez hemos escuchado, nos salva el turismo.
• Déficit Publico. No es otra cosa que las diferencias entre los ingresos y los gastos de las administraciones publicas. Particularmente siempre he sido partidario de un déficit cero
como objetivo, ya se que muchos me dirán que eso conlleva políticas restrictivas, y que es mejor un déficit controlado hasta un 4 ó 5 % del PIB, al igual que un Apalancamiento Financiero es bueno para las empresas pues les ayuda a incrementar la rentabilidad de la inversión. No voy a llevar la contraria a quién exponga eso, ya que correría el riesgo que me tildara de bobo, inútil o que no tengo ni pajolera idea de lo que hablo. Sin embargo, prefiero digamos, una postura ultra conservadora, tanto cuando se refiere al déficit publico como al apalancamiento financiero, siempre he preferido comprarme el coche al contado que a plazos. Bien, pues nuestro déficit en el 2013 cerrara casi como una foto del 2012 por el orden del 10% (contando con el 3,6% de ayudas a la banca) y veo muy, pero que muy difícil
que podamos mejorar el índice de un 6,5% al 7% en el 2014. La comisión europea, les guste o no, no tendrán más remedio que otorgarnos más prorrogas para cumplir con el objetivo establecido, hay que reconocer que las autonomías son un factor distorsionador, pues una mal dirigida, puede complicar los resultados del global. Y si alguien piensa que me refiero a
Cataluña, se equivoca, me refiero especialmente Andalucía, no contemplo en mí análisis los tras bases de fondos, eso es una medida política de vestir a un santo desvistiendo a otro, el
resultado global del análisis es que falta ropa. Si las cosas transcurren por este cauce, es evidente que no va a ser un buen año para la España del común de los mortales, incluso la Unión Europea, puede no encontrarse suficientemente satisfecha
con los resultados arrojados, y con el beneplácito del F.M.I. proceda a dar una vuelta más a la rosca.
Y si es así, cabe preguntarse ¿Qué aconsejara al gobierno Rajoy? (ordenara) pues, creo que los tiros irán por los siguientes derroteros.
• Reducir las prestaciones sociales al desempleo, hasta un orden del 10%
• Reducir los empleos públicos (administración) en otro 10%
• Reducir las pensiones entre un 10 y un 15%
• Aumentar la edad de jubilación en 3 años más.
Lo peor de todo ello, es que escucharemos y veremos a unos hacer demagogia, agarrándose a un hierro candente, para defender lo infendible y otros dirán España va bien, y posiblemente tengan razón, ya que la desgracia de unos es la gracia de otros. Dios mio, quién fuera cazador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada