lunes, 17 de marzo de 2014


BOLSAS EUROPEAS
Bolsas europeas a mínimos en el 1er trimestre 2014.
En el primer trimestre de 2014 veremos en la Bolsa mínimos que no veíamos desde hace tiempo. En mi opinión, será sobre todo en Europa, en momentos en los que los datos económicos no
acom...pañen y surjan, puntualmente, dudas acerca de la solidez de la recuperación económica y el miedo a un posible descarrilamiento. La banca española, y en particular la mediana, será uno de los sectores que más acuse las dudas respecto de la solidez de la recuperación. (corto plazo 1 año)
En España, la actividad económica se sigue recuperando. Se está frenando el deterioro de la demanda doméstica y de la destrucción de empleo, anticipando el inicio de un cambio de ciclo.
Todavía es muy suave, y surge el debate de si será suficiente o no, pero sí se prevee un escenario de cambio de ciclo.
Sombras em el camino, que pueden hacer dudar de la recuperación, entre ellas creo que cabe destacar la situación de relajación del ámbito político respecto de las reformas estructurales y la búsqueda del equilibrio fiscal que puede ser fuente de problemas. Y no solo en España sino también en Europa, en general. Hemos comprobado que los políticos solo reaccionan y toman medidas ante momentos de crisis de mercado bastante agudas. Nunca lo hacen antes y siempre terminan por
rsponder tarde.Volvemos a estar en una situación de complacencia en la que la mejora de algunos datos está frenando la toma de decisiones, generando el caldo de cultivo que provoque una buena corrección en el mercado.
Cabe preguntarse: Llegará la corrección? Será en el primer trimestre de 2014 dónde veremos mínimos en las Bolsas que no veíamos hacía tiempo. A primeros de año podría haber una recogida importante de beneficios, tras la pausa de las últimas sesiones del 2013. De hecho, creo que ya ha comenzado esa corrección. Uno de los riesgos previstos serán las lecturas macroeconomicas que hagan desconfiar de la solidez de la recuperación económica. Sobre todo, en Europa y em España de una forma singular. Pués la banca aún em proceso de recuperación presenta deficiencias sustanciales entre lo normativo y lo positivo. Será en momentos puntuales en los que los datos no acompañen y surjan dudas que generen el miedo a un posible descarrilamiento.
Cuáles son las señales que anticipan este giro en las Bolsas?
Prácticamente todos los índices han alcanzado en 2013 los objetivos que el mercado se había establecido como a medio plazo, si nos vamos a un análisis estrictamente técnico. Cumplidos estos objetivos, no hemos tenido una corrección significativa pero tampoco una clara continuidad al alza.
Los índices se han quedado en una situación técnica lateral de mantenimiento.
Es técnicamente razonable esperar una reacción secundaria bajista que nos lleve, con el paréntesis de fin de año motivado por el ajuste de carteras y ajustes fiscales estacionales, a niveles un 5% inferiores a lo que estamos viendo ahora. Y casi un 10% por debajo de lo que serán los máximos que alcancemos cuando termine el principio de recorrido que estamos asistiendo. Creo que las correcciones se supeditarán a la banca española y en particular la mediana, será uno de los sectores que más acusen los momentos de dudas respecto de la solidez de la recuperación, pero también será el que mejor recoja la situación de mejoría económica em el medio plazo, entidades como Banco
Popular, Sabadell o Caixa Bank, saldrán fortalecidas y crecidas. (3 a 5 años). Por tanto una corrección en el primer trimestre es algo a ver como una oportunidad, siempre y cuando no se dé el
escenario dé el descarrilamiento de la recuperación. (peligro que acecha, que tenemos ahí). No cabe esperar que la banca española vaya a recuperar niveles de rentabilidad por activos del
entorno al 25% como tenía antes de la crisis pero si es una propuesta razonable pensar que en los próximos años sea capaz de recuperar niveles del 15%. Aunque lejos de la pre- crisis, no está nada mal, un 15% de rentabilidad con unos balances saneados, fondos propios, y unos ratios de solvencia mucho mejores. Si además, ahora estamos viendo unas valoraciones en libros de aproximadamente 0,7 veces, tenemos una compra a un precio razonable con una rentabilidad razonable y una
expectativa de negocio razonable a futuro. Todo con la condición de que no descarrile, la economía. Es cierto que está pendiente de resolver la exposición inmobiliaria, la morosidad está en los niveles
del 13% pero también hay que decir que está próxima a alcanzar un techo. Y se está frenando la destrucción de empleo. El riesgo sistémico ha quedado descartado por el mercado y cabe esperar la
finalización de deterioro. De aquí en adelante, superada la fase, la banca española estará en una nueva etapa en la que las perspectivas irán a mejor.
Por todo ello creo que podemos afirmar que em su conjunto el 2014, será un año en el que habrá bastante volatilidad. Veremos momento de dudas y seguramente cierto pánico em algunas sesiones en la bolsa. Las carteras acumulan un rentabilidad importante y es en esos momentos en los que el inversor tiene pánico a perder la plusvalía obtenida y también en los que peor soporta las ventas. A pesar de ese momento difícil que espero en el primer trimestre, tendremos un excelente tono a final
de año. Si nos fijamos en 2013 cerramos con subidas em algunos casos superiores al 20% a pesar de un precipicio fiscal, secuestros presupuestarios, cierre de gobiernos, que parecían el final del mundo y aquí estamos. Este año hemos aprendido que el mercado es capaz de sobreponerse a todo tipo de incertidumbres políticas y al final, lo importante, lo que marca el destino es el próprio mercado, es la marcha de la economía. Entonces creo que tal vez quepa hablar que para finales del 2014 existirá una recuperación europea solvente, saldremos definitivamente de la crisis pero el crecimiento va a ser moderado, si tiramos de datos históricos. Contrariamente a lo que se podría piensa, es en
entorno de crecimientos moderados, del 3% más o menos, donde los mercados de renta variable se comportan mejor. De hecho, hay poca o ninguna correlación entre la magnitud o amplitud del
crecimiento del PIB una economía y el comportamiento de sus mercados de renta variable. La peor noticia es que España será vagón de cola junto a Portugal en este convoy.
 Foto: Bolsas europeas a mínimos en el 1er trimestre 2014.
 En el primer trimestre de 2014 veremos en la Bolsa mínimos que no veíamos desde hace tiempo. En mi opinión, será sobre todo en Europa, en momentos en los que los datos económicos no
 acompañen y surjan, puntualmente, dudas acerca de la solidez de la recuperación económica y el miedo a un posible descarrilamiento. La banca española, y en particular la mediana, será uno de los sectores que más acuse las dudas respecto de la solidez de la recuperación. (corto plazo 1 año)
 En España, la actividad económica se sigue recuperando. Se está frenando el deterioro de la demanda doméstica y de la destrucción de empleo, anticipando el inicio de un cambio de ciclo.
 Todavía es muy suave, y surge el debate de si será suficiente o no, pero sí se prevee un escenario de cambio de ciclo.
 Sombras em el camino, que pueden hacer dudar de la recuperación, entre ellas creo que cabe destacar la situación de relajación del ámbito político respecto de las reformas estructurales y la búsqueda del equilibrio fiscal que puede ser fuente de problemas. Y no solo en España sino también en Europa, en general. Hemos comprobado que los políticos solo reaccionan y toman medidas ante momentos de crisis de mercado bastante agudas. Nunca lo hacen antes y siempre terminan por
 rsponder tarde.Volvemos a estar en una situación de complacencia en la que la mejora de algunos datos está frenando la toma de decisiones, generando el caldo de cultivo que provoque una buena corrección en el mercado.
 Cabe preguntarse: Llegará la corrección? Será en el primer trimestre de 2014 dónde veremos mínimos en las Bolsas que no veíamos hacía tiempo. A primeros de año podría haber una recogida importante de beneficios, tras la pausa de las últimas sesiones del 2013. De hecho, creo que ya ha comenzado esa corrección. Uno de los riesgos previstos serán las lecturas macroeconomicas que hagan desconfiar de la solidez de la recuperación económica. Sobre todo, en Europa y em España de una forma singular. Pués la banca aún em proceso de recuperación presenta deficiencias sustanciales entre lo normativo y lo positivo. Será en momentos puntuales en los que los datos no acompañen y surjan dudas que generen el miedo a un posible descarrilamiento.
 Cuáles son las señales que anticipan este giro en las Bolsas?
 Prácticamente todos los índices han alcanzado en 2013 los objetivos que el mercado se había establecido como a medio plazo, si nos vamos a un análisis estrictamente técnico. Cumplidos estos objetivos, no hemos tenido una corrección significativa pero tampoco una clara continuidad al alza.
 Los índices se han quedado en una situación técnica lateral de mantenimiento.
 Es técnicamente razonable esperar una reacción secundaria bajista que nos lleve, con el paréntesis de fin de año motivado por el ajuste de carteras y ajustes fiscales estacionales, a niveles un 5% inferiores a lo que estamos viendo ahora. Y casi un 10% por debajo de lo que serán los máximos que alcancemos cuando termine el principio de recorrido que estamos asistiendo. Creo que las correcciones se supeditarán a la banca española y en particular la mediana, será uno de los sectores que más acusen los momentos de dudas respecto de la solidez de la recuperación, pero también será el que mejor recoja la situación de mejoría económica em el medio plazo, entidades como Banco
 Popular, Sabadell o Caixa Bank, saldrán fortalecidas y crecidas. (3 a 5 años). Por tanto una corrección en el primer trimestre es algo a ver como una oportunidad, siempre y cuando no se dé el
 escenario dé el descarrilamiento de la recuperación. (peligro que acecha, que tenemos ahí). No cabe esperar que la banca española vaya a recuperar niveles de rentabilidad por activos del
 entorno al 25% como tenía antes de la crisis pero si es una propuesta razonable pensar que en los próximos años sea capaz de recuperar niveles del 15%. Aunque lejos de la pre- crisis, no está nada mal, un 15% de rentabilidad con unos balances saneados, fondos propios, y unos ratios de solvencia mucho mejores. Si además, ahora estamos viendo unas valoraciones en libros de aproximadamente 0,7 veces, tenemos una compra a un precio razonable con una rentabilidad razonable y una
 expectativa de negocio razonable a futuro. Todo con la condición de que no descarrile, la economía. Es cierto que está pendiente de resolver la exposición inmobiliaria, la morosidad está en los niveles
 del 13% pero también hay que decir que está próxima a alcanzar un techo. Y se está frenando la destrucción de empleo. El riesgo sistémico ha quedado descartado por el mercado y cabe esperar la
 finalización de deterioro. De aquí en adelante, superada la fase, la banca española estará en una nueva etapa en la que las perspectivas irán a mejor.
 Por todo ello creo que podemos afirmar que em su conjunto el 2014, será un año en el que habrá bastante volatilidad. Veremos momento de dudas y seguramente cierto pánico em algunas sesiones en la bolsa. Las carteras acumulan un rentabilidad importante y es en esos momentos en los que el inversor tiene pánico a perder la plusvalía obtenida y también en los que peor soporta las ventas. A pesar de ese momento difícil que espero en el primer trimestre, tendremos un excelente tono a final
 de año. Si nos fijamos en 2013 cerramos con subidas em algunos casos superiores al 20% a pesar de un precipicio fiscal, secuestros presupuestarios, cierre de gobiernos, que parecían el final del mundo y aquí estamos. Este año hemos aprendido que el mercado es capaz de sobreponerse a todo tipo de incertidumbres políticas y al final, lo importante, lo que marca el destino es el próprio mercado, es la marcha de la economía. Entonces creo que tal vez quepa hablar que para finales del 2014 existirá una recuperación europea solvente, saldremos definitivamente de la crisis pero el crecimiento va a ser moderado, si tiramos de datos históricos. Contrariamente a lo que se podría piensa, es en
 entorno de crecimientos moderados, del 3% más o menos, donde los mercados de renta variable se comportan mejor. De hecho, hay poca o ninguna correlación entre la magnitud o amplitud del
 crecimiento del PIB una economía y el comportamiento de sus mercados de renta variable. La peor noticia es que España será vagón de cola junto a Portugal en este convoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada