lunes, 17 de marzo de 2014


EL DESEMPLEO EN ESPAÑA 2014
Ahora que estamos finalizando el año 2013, me parece oportuno realizar una pintada de lo que nos espera en el 2014, por lo menos haciendo referencia a uno de los objetivos de Política Económica más importantes, co...mo es el PARO.
En la actualidad tenemos una tasa de paro en España de 26,6% datos de septiembre 2013 la O.C.D.E. prevé una tasa de paro del 26,3% si el PIB consigue crecer un 0,5%.
Grecia ocupará, por delante de España, el primer lugar, con una tasa de desempleo del 29,3% en 2013. En tercera posición, se sitúa Portugal, con una tasa del 17,7%, más de ocho puntos inferior a la de España.
Países de la U.E. Que se encuentran que se encuentran en una mejor posición son el Reino Unido (7,8%), Dinamarca (7,8%), Bélgica (7,6%), Suecia (7,6%), República Checa (7,5%), Rumania (6,9%), Malta (6,3%), Países Bajos (5,8%), Alemania (7,7%), Luxemburgo (4,9%) y Austria (4,3%).

Creo que podemos afirmar que no existirá una recuperación económica real, es decir, por parte de las economías domésticas, hasta que estas cifras de desempleo disminuyan drásticamente. Sin embargo las perspectivas para el 2014 no son a mí entender muy halagüeñas por distintas razones que seguidamente paso a enumerar.

A) Economía cada día más globalizada.
A1) Progreso tecnológico.
A2) Aumento de la población activa: 1.- Nacional. 2.- Inmigrante.

La oferta de trabajo es muy superior a la demanda de trabajo. No es posible aumentar la demanda de trabajo y ocupar un mayor número de población activa, debido a que la capacidad de consumo se ha agotado, y es impensable que se vayan a fabricar más cosas que luego no se van a vender - comprar. Para aprovechar mejor los recursos escasos y para reducir los costes de producción en aras a mejorar la productividad (valor-coste-hora-producto) con una calidad (ceteris-paribus). Se tendrá que aumentar a base de inversión tecnológica, lo que aún reducirá más la demanda de trabajo.

No debemos olvidar que con la Economía Globalizada ha generado un efecto dumping, en algunas economías como la nuestra, siendo más obsoletos frente a variables como sueldos y salarios, precio de inmovilizados (terrenos y naves y maquinaria), e impuestos directos e indirectos, en favor de terceros países emergentes del continente Asiático y Americano. Siendo incapaces de generar y ofrecer al mercado nuevos productos o servicios con un mayor grado de I+D.

A todo ello se suma que tenemos que tener muy presente, que en el 2014 el Banco Central Europeo, en el primer trimestre ejercerá una auditoría al Reino de España, y en función de los resultados, establecerá las medidas correctoras, diseñando el nuevo modelo a seguir, que por la tendencia actual, todo parece indicar que perjudicara significativamente a la clase obrera. Por tanto es de esperar como tilda la O.C.D.E. que el desempleo no va a bajar considerablemente, y si lo hace será a costa de que se empeoren las condiciones laborables. ¿Qué quiere decir empeorar las condiciones laborables? Pues que se pagarán salarios más bajos por un mismo trabajo, contratos basura, facilidades en la contratación y el despido, (una mayor flexibilidad), puntualmente pueden incrementar las jornadas laborables, salarios en función de la productividad (variables) y trabajadores que deberán hacerse autónomos para prestar su fuerza laboral a una sola empresa (hoy prohibido, mañana no), pérdida progresiva del poder sindical.

De ahí que está surgiendo con fuerza un pensamiento europeo, que cada vez aglutina más países de la U.E. como Inglaterra, Alemania u Holanda que reza “ Da igual el tipo de empleo que se cree, lo que se pague a la persona que lo ocupe, las condiciones en que tenga que trabajar, lo verdaderamente importante, es que la persona este ocupada”. Añado, preferiblemente fuera del sector público. Este pensamiento, lo hemos visto ilustrado en los últimos días en distintos mas-media de la boca del propio presidente de la patronal Sr. Juan Rosell.
En conclusión creo que nos aguarda un difícil 2014, en referencia a disminuir la tasa de paro y/o mejorar las condiciones laborables y por tanto en ver una perspectiva real de la salida de la crisis.
 Foto: El Desempleo España. 2014.
Ahora que estamos finalizando el año 2013, me parece oportuno realizar una pintada de lo que nos espera en el 2014, por lo menos haciendo referencia a uno de los objetivos de Política Económica más importantes, como es el PARO.
En la actualidad tenemos una tasa de paro en España de  26,6% datos de septiembre 2013  la O.C.D.E. prevé una tasa de paro del 26,3% si el PIB consigue crecer un 0,5%.
Grecia ocupará, por delante de España, el primer lugar, con una tasa de desempleo del 29,3% en 2013. En tercera posición, se sitúa Portugal, con una tasa del 17,7%, más de ocho puntos inferior a la de España.
Países de la U.E. Que se encuentran que se encuentran en una mejor posición son el Reino Unido (7,8%), Dinamarca (7,8%), Bélgica (7,6%), Suecia (7,6%), República Checa (7,5%), Rumania (6,9%), Malta (6,3%), Países Bajos (5,8%), Alemania (7,7%), Luxemburgo (4,9%) y Austria (4,3%).

Creo que podemos afirmar que no existirá una recuperación económica real, es decir, por parte de las economías domésticas, hasta que estas cifras de desempleo disminuyan drásticamente. Sin embargo las perspectivas para el 2014 no son a mí entender muy halagüeñas por distintas razones que seguidamente paso a enumerar.

A) Economía cada día más globalizada.
A1) Progreso tecnológico.
A2) Aumento de la población activa: 1.- Nacional. 2.- Inmigrante.

La oferta de trabajo es muy superior a la demanda de trabajo. No es posible aumentar la demanda de trabajo y ocupar un mayor número de población activa, debido a que la capacidad de consumo se ha agotado, y es impensable que se vayan a fabricar más cosas que luego no se van a vender - comprar. Para aprovechar mejor los recursos escasos y para reducir los costes de producción en aras a mejorar la productividad (valor-coste-hora-producto) con una calidad (ceteris-paribus). Se tendrá que aumentar a base de inversión tecnológica, lo que aún reducirá más la demanda de trabajo.

No debemos olvidar que con la Economía Globalizada ha generado un efecto dumping, en algunas economías como la nuestra, siendo más obsoletos frente a variables como sueldos y salarios, precio de inmovilizados (terrenos y naves y maquinaria), e impuestos directos e indirectos, en favor de terceros países emergentes del continente Asiático y Americano. Siendo incapaces de generar y ofrecer al mercado nuevos productos o servicios con un mayor grado de I+D.

A todo ello se suma que tenemos que tener muy presente, que en el 2014 el Banco Central Europeo, en el primer trimestre ejercerá una auditoría al Reino de España, y en función de los resultados, establecerá las medidas correctoras, diseñando el nuevo modelo a seguir, que por la tendencia actual, todo parece indicar que perjudicara significativamente a la clase obrera. Por tanto es de esperar como tilda la O.C.D.E. que el desempleo no va a bajar considerablemente, y si lo hace será a costa de que se empeoren las condiciones laborables. ¿Qué quiere decir empeorar las condiciones laborables? Pues que se pagarán salarios más bajos por un mismo trabajo, contratos basura, facilidades en la contratación y el despido, (una mayor flexibilidad), puntualmente pueden incrementar las jornadas laborables, salarios en función de la productividad (variables) y trabajadores que deberán hacerse autónomos para prestar su fuerza laboral a una sola empresa (hoy prohibido, mañana no), pérdida progresiva del poder sindical.

De ahí que está surgiendo con fuerza un pensamiento europeo, que cada vez aglutina más países de la U.E. como Inglaterra, Alemania u Holanda que reza “ Da igual el tipo de empleo que se cree, lo que se pague a la persona que lo ocupe, las condiciones en que tenga que trabajar, lo verdaderamente importante, es que la persona este ocupada”. Añado, preferiblemente fuera del sector público. Este pensamiento, lo hemos visto ilustrado en los últimos días en distintos mas-media de la boca del propio presidente de la patronal Sr. Juan Rosell. 
En conclusión creo que nos aguarda un difícil 2014, en referencia a disminuir la tasa de paro y/o mejorar las condiciones laborables y por tanto en ver una perspectiva real de la salida de la crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada